Grupo CANT supera con éxito la auditoría externa que certifica su Sistema de Gestión

Un año más, Grupo CANT ha atendido la auditoría externa que certifica el Sistema de Gestión del Grupo, conforme a las normas ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 y OHSAS 18001:2007

La norma ISO 9001:2015 es el estándar internacional de carácter certificable que regula los sistemas de gestión de la calidad. ISO 14001:2015 es una norma internacional en la cual se describe cómo poner en marcha un sistema de gestión ambiental eficaz dentro de su organización. OHSAS 18001:2015 (Occupational Health and Safety Assessment Series, Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional) hace referencia a las especificaciones sobre la salud y seguridad en el trabajo. Desde 2016, Grupo CANT pone empeño en integrar las mejoras que aportan estas normas.

Existen muchos motivos por los que una empresa debe certificar sus sistema de gestión, como facilitar la comercialización de los servicios, operar en un mundo globalizado, asegurar el cumplimiento de la legislación, llevar a cabo un riguroso control y establecer políticas de transparencia y de comunicación de los resultados. Como acabamos de ver, las normas ISO promueven el cumplimiento con criterios de calidad, seguridad, rentabilidad y desarrollo sostenible, entre otras. Pero es necesario ver el desarrollo de un sistema de gestión como una oportunidad y no un obstáculo; cuando lo adaptamos a las necesidades del negocio, se convierte en una ventaja diferencial. Se trata de una inversión a medio-largo plazo, que pone el acento en la mejora continua del rendimiento general de la empresa. Grupo CANT es una gran corporación con 50 años de experiencia en el sector; atiende a más de 550 clientes a través de una plantilla de 700 profesionales cualificados y factura alrededor de 12,5 millones anuales. Sin lugar a dudas, implementar un sistema de gestión eficaz en Grupo CANT aporta un valor añadido a la empresa, contribuyendo a la mejora global y a establecer unos elevados estándares de calidad que llevan a la compañía a desmarcarse de la competencia.

Si bien es importante llevar a cabo buenas prácticas en la empresa, no lo es menos comunicarlo. La certificación acreditada, en este caso de un sistema de gestión, es la forma de evidenciarlo y de hacer público su cumplimiento. Además, contribuimos a que otras empresas se pongan las pilas, con lo que las empresas ganan en calidad pero el beneficio va mucho más allá. No obstante, para que la acreditación sea válida, debe hacerla una tercera parte independiente. En este ocasión, la compañía certificadora que ha evaluado satisfactoriamente a Grupo CANT ha sido DNV GL, líder a nivel mundial. DNV GL opera en más de 100 países, cuenta con 13.500 profesionales y tiene como objetivo final conseguir que el mundo sea más seguro, más inteligente y más respetuoso con el medio ambiente. Superar la auditoría implica certificar la conformidad del sistema de gestión con las normas integradas, confirmar la eficacia del sistema de gestión asegurando que la organización es capaz de alcanzar objetivos específicos y de cumplir con los requisitos legales, reglamentos y requisitos contractuales. Otro de los aspectos positivos de someterse a un proceso de auditoría es que promueve el progreso y ayuda a mejorar el sistema de gestión, con el fin de lograr los resultados deseados y construir un rendimiento empresarial sostenible con el paso del tiempo.

Sin lugar a dudas, cumplir con las normativas ISO e implementar un sistema de gestión en las empresas entra dentro de las prácticas de Responsabilidad Social Empresarial y marca un camino a seguir, si queremos seguir cooperando y contribuyendo a la sostenibilidad, en un entorno globalizado del que todos formamos parte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario